viernes, diciembre 07, 2007

Las Sombras de la Industria Salmonera


(Publicado en Estaregia 07/12/2007)

La industria del salmón es una estrella rutilante en el espacio real y virtual de la economía chilena. En aproximadamente 15 años, la industria chilena, operada no sólo por chilenos, llegó a ocupar el segundo lugar en la economía mundial y se espera que para el presente año supere los 2.500 millones de dólares en exportaciones.

Sin embargo, también son conocidos sus impactos negativos sobre el medio ambiente, particularmente el agua, en donde depositan enormes cantidades de nutrientes contribuyendo a la eutrofización de los lagos del Sur de Chile. Así también, no son menores los impactos sobre el borde costero de la Región de Los Lagos, el uso de sustancias tóxicas, la desaparición de especies nativas debido al escape de salmones y al enorme impacto que tiene la necesidad de alimentar a esta especie carnívora con especies naturales que se utilizan para fabricar su alimento. Se sabe hoy en día que se necesitan hasta 10 kilos de especies nativas para producir un kilo de salmón. No es, entonces, despreciable el impacto destructivo sobre la fauna que tiene esta descollante industria nacional.

Pero, eso no es todo. Según el diario electrónico El Ciudadano (ver ref.), la salmonicultura tiene un promedio mensual de 2,1 muertes por “accidentes laborales” en el curso de los últimos dos años y casi la mitad de éstas corresponden a buzos que son obligados a descender a 40 metros de profundidad sin la capacitación ni los equipos adecuados. Sólo en agosto pasado murieron 8 buzos y muchos más quedan inválidos. Además, del empleo que genera esta industria, el 70% son mujeres y un 80% recibe el salario mínimo. Básicamente el trabajo se hace de pie, en el cual las mujeres permanecen paradas entre 8 y 16 horas a muy bajas temperaturas y en condiciones francamente deplorables, con baños insalubres y comedores sucios.

El Estado chileno es cómplice, dado que el apoyo estatal ha sido fundamental para esta actividad, siendo una industria altamente subsidiada, ya sea por las exenciones de impuesto debidas a la Ley Austral que promueve inversiones en zonas aisladas, los bonos de capacitación entregados por el Sence y los subsidios del Programa de Generación de Empleo del Ministerio del Trabajo. El Estado contribuye en no menor medida a pagar los sueldos mínimos de esta industria. Esto sin contar con el uso prácticamente gratuito que hacen del agua, la que, además, destruye para beneficio privado y directo de este lucrativo negocio.

Marcel Claude, Economista

21 Comments:

Anónimo said...

ESTOS DATOS ESTAN INCORRECTOS. QUIZAS HUBO UNA MALA INTERPRETACION DE LAS ESTADISTICAS DE LA FUENTE ORIGINAL, ¿quien HIZO ESTA MALA INTERPRETACION, EL CIUDADANO O claude?

"Pero, eso no es todo. Según el diario electrónico El Ciudadano, la salmonicultura tiene un promedio mensual de 2,1 muertes por “accidentes laborales” en el curso de los últimos dos años y casi la mitad de éstas corresponden a buzos que son obligados a descender a 40 metros de profundidad sin la capacitación ni los equipos adecuados. Sólo en agosto pasado murieron 8 buzos y muchos más quedan inválidos".

Marcel Claude said...

Señor anónimo,

vea por si mismo la referencia al periódico El Ciudadano:

http://www.elciudadano.cl/2007/11/25/salmoneras-industria-esclavist/

Escrito por Francisco Marín

Marcel Claude

Marcel Claude said...

Señor Anónimo,

Si usted se refiere a que la cita no es correcta pues El Ciudadano dice 50 muertes en dos años y yo digo que en promedio es 2,1 mensuales en dos años. Le sugiero dividir 50 en 24 (número de meses en dos años). Es un promedio.

Marcel Claude

Anónimo said...

MARCEL, SUS DATOS ESTAN INEXACTOS PORQUE LOS DATOS DEL CIUDADANO ESTÁN INEXACTOS. NO SON 50 MUERTOS EN DOS AÑOS. SON 50 MUERTOS ENTRE FEBRERO DE 2005 A OCTUBRE DE 2007. 32 MESES, LA DIVISION SUGERIDA POR USTED ES ENTONCES, 50/32 ESO ES IGUAL A 1,5625.

PERO ESO NO ES LO MAS IMPORTANTE. ES UN ERROR EL DATO QUE "Sólo en agosto pasado murieron 8 buzoS". OTRA VEZ SE EQUIVOCA EL CIUDADANO AL INTERPRETAR MAL LOS DATOS. EL DATO ES ENTRE FEBRERO DE 2005 Y AGOSTO DE 2007 FALLECIERON 10 BUZOS. A OCTUBRE DE 2007 SON 12 BUZOS MUERTOS.

SUGIERO CONTACTARSE CON EL QUE ESCRIBIÓ ESE ARTICULO EN QUE SE SUSTENTA SU INFORMACIÓN PARA QUE CHEQUEE LOS DATOS.

Marcel Claude said...

Señor Anónimo,

No se cual es su fuente y tampoco se cual es la del periodista que hizo el artículo del Ciudadano. Uno parte de la buena fé de los medios de comunicación, aunque, en general, lo periodistas nunca son muy precisos en sus fuentes,pero, no le parece a usted que las imprecisiones que usted señala si es que son ciertas, no cambian en nada el sentido ético de lo que se está denunciando? le parece menos grave que sean 1,5 por mes y no 2,1?

Cambia eso en algo el caracter criminal de empresas que no respetan los mínimos criterios de respeto con sus trabajadores?

No es llegar y sumar muertos como si fueran productos de supermercado.

Marcel Claude

Anónimo said...

SÍ, PARA QUE SEGUIR CONTANDO MUERTOS, Y MÁS TODAVÍA CUANDO LAS CUENTAS ESTÁN MAL PORQUE COMO USTED DICE:

"Uno parte de la buena fé de los medios de comunicación, aunque, en general, lo periodistas nunca son muy precisos en sus fuentes"

Anónimo said...

Y ADEMÁS DEBERIAS ASEGURARTE DE LAS CIFRAS, COMO PUEDES,SUSTENTARTE solamente EN UN PERIODICO.... En una sola fuente.... Y A LA VEZ EN TUS MISMOS COMENTARIOS DESCALIFICAR A TUS FUENTES.

ECOSOCIALISMO... AHORA?????

Victor Ramos Muñoz said...

Este señor "anónimo" debatirá y cuestionará cada letra y palabra que encuentre, porque al parecer no quiere hacer la abstracción necesaria para comprender lo que las palabras del señor Claude quieren mostrar, o sea, traer a la mano un hecho que se extrae de la relación entre las propiedades descritas. Se intenta demostrar una maquinaria industrial que consume vidas humanas para el lucro constante de otras vidas humanas. Una relación desigual y cruel de hombres contra hombres, donde los que abusan cuentan ademas con todo el amparo legal para hacerlo. Es como validar legalmente la psicopatía, el daño por el placer de otros.
Espero que el señor "anónimo" pueda comprender eso como un hecho, abstracto quizás, pero un hecho. Que se puede extraer hasta de las cifras que usted entrega. Si no lo logra comprender, es porque no quiere, o porque participa activamente y con gusto de esta maquinaria industrial diseñada para hacer dinero y consumir vidas. Y por lo tanto necesita encontrar error en cada cosa que se presente contradiciendo ese sistema.

Saludos señor Claude, y es bueno enterarnos de este tipo de industria tan venerada en nuestro país.

Marcel Claude said...

Estimado Señor Anónimo,

Espero sea ésta la última vez que pierda yo el tiempo con sus obsesiones por contar bien a los muertos. Ya he escrito como tres respuestas a vuestro último "bien documentado" comentario y no se han publicado. Parece que mi blog tiene auto censura o los salmoneros metieron sus cabezas de pescado en el sistema de blogs.

Marcel Claude said...

Una cosa sí me gustaría decirte, señor anónimo: bien valdría que dijeras tu nombre pues tienes olor a estar muy metido con los salmoneros. Espero que no sea por bolitas de dulce que me andas fastidiando con tus precisiones necrófilas.

Respecto a las cifras "oficiales", déjame decirte que yo conozco eso de las fuentes "correctas". Trabajé muchos años en el Banco Central viendo cómo las construyen y es una vergüenza. Los especialistas en no molestar a los grupos económicos y a las industrias florecientes como los salmoneros saben dejar contentos a los que "crean riqueza en Chile" y maquillando y maquillando, lo que va para abajo termina subiendo y lo que huele a podrido despide fragancia de lavanda. Es la magia de los economistas: la destrucción la muestran como creación; la pulsión de muerte la presentan como amor, vida y creatividad. Tú de eso sí que sabes señor anónimo.

En todo caso, parece que tu salmones ya no son tan deliciosos, pues la bolsa de comercio ya está oliendo el mal olor que despide la industria. Y cuando la bolsa siente el olor, ahí sí que se detiene la contaminación. Cuando afecta a la gente común que se jodan, no es cierto señor anónimo salmonero?

Ahora bien, si adoráis contar muertos con detalle y precisión, os recomiendo visitar cementerios (hay algunos relindos) y disponeos a contar tumbas. De no mediar que Pinochet metiera más de un muerto por tumba, que de hecho hizo y se jactó de ello, el número de muertos sería más o menos igual al de tumbas.

Te aseguro que yo ni nadie te fastidiará, tanto como tu lo has hecho conmigo, con eso de que Pinochet metía dos muertos por tumba y por lo tanto habría que precisar el indicador.

En fin, cada uno con sus carencias psicológicas. A mi no me faltan, pero no tengo inclinaciones por la necrofilia como tú querido amigo anónimo.

Respecto a lo del eco-socialismo. Ahí te delataste. No eres más que un testaferro industrialista que gusta del dióxido de carbono que vomitan los automóviles y debes encontrar exótica y erótica el agua podrida que dejan tus salmones o las celulosas.

Eso es todo por ahora. En 15 días más escribiré de nuevo y podrás empezar de nuevo con el fastidio. Pero ojala digas tu nombre.

Fraternalmente,
Marcel Claude

hector kol said...

Los conceptos del “Anónimo” personaje que ha gatillado esta ciber-polémica reflejan, de manera macabra, lo que es la alienación que domina a la mayoría de los “anónimos” que son dueños de este país.

Aún llevados a este miserable terreno de las estadísticas sobre muertes de trabajadores, se debe señalar que en Noruega desde el año 2000 que NO MUERE trabajador alguno en la industria salmonera de ese país….NINGUNO…

La “salmonicultura chilena” está dominada, precisamente, por los capitales noruegos y al menos 20 trabajadores salmoneros han muerto, en menos de dos años, en empresas filiales de CERMAQ y PAN FISH…ambas noruegas.

¿Dónde está la diferencia, entonces?. Ciertamente, no está en el hecho de que en Noruega sus trabajadores tienen Internet, como decía el “anónimo” Presidente de Salmon-Chile para justificar la diferencia de 17 veces en el salario que gana un trabajador salmonero noruego y un trabajador chileno…POR IGUAL TRABAJO.

La diferencia está en que en Noruega, los “anónimos” gerentes de la industria salmonera tienen mucha más humanidad que los negreros que gerencian a las salmoneras acá.

Héctor Kol
Programa Salmonicultura
CONAPACH

despierta natales said...

lo que esta expuesto es triste pero cierto yo e trabajado en la industria del salmon y a veces la realidad supera la ficcion en todo caso se agradece que exista la posicion filosa al sistema.

Francisco marín said...

Soy Francisco Marín, autor de artículo citado por Marcel Claude, que originó este debate. En la Radiografía a la industria del salmón en Chile (Ecoceanos), se señala que desde principios de 2005, 52 personas han muerto en labores vinculadas a la salmonicultura.
La cantidad podría ser mayor si se estima que muchos accidentes se producen en zonas alejadas y no son reportados a las autoridades. En la salmonicultura noruega no ha muerto ningún trabajador desde el año 2000.
Respecto del dato de 8 buzos muertos en agosto pasado. Fue un error que ahora aclaramos: La cifra real es que entre enero de 2005 y el presente han muerto 12 buzos. Esta es una cifra impresionante puesto que son desgracias totalmente evitables. Hay que señalar que gran parte de los buzos que laboran en esta industria lo hacen, tal como señala el artículo, sin el equipamiento adecuado; Sumergiéndose a profundidades que sobre pasan en más del doble los 20 metros permitidos; y en frecuencias mucho más continuas que lo aconsejable.
Una muestra de lo dramático de la situación de estos trabajadores no la dan las estadísticas. Basta con ir a localidades costeras invadidas por la salmonicultura para ver la cojera de los buzos afectados por el mal de presión. El problema de los buzos, en todo caso, es una parte ínfima de los males sociales, económicos, culturales y ambientales que provoca esta industria:
- Casi la totalidad de los fiordos y canales de la Décima Región se han contaminado con productos químicos y orgánicos producidos por la salmonicultura.
- Miles de pescadores artesanales han perdido su fuente de ingreso y han debido a migrar a otras actividades por la extinción o contaminación de los recursos pesqueros que le daban sustento
- Los consumidores chilenos y extranjeros han visto contaminadas o extinguidas importantes fuentes de alimentación que han sido reemplazadas por salmones altamente contaminados con antibióticos, pesticidas y funguicidas, muchos de los cuales son cancerígenos y están prohibidos en el mundo entero.
Los daños de la industria del salmón sólo pueden ser comparados con los provocados por una guerra. Y el artículo de Claude sólo refleja una parte muy mínima de este daño. Estamos seguros que si en Estados Unidos, Japón y Europa se llegara a saber que en Chile para producir salmones se ocupan 16 tipos de antibióticos de última generación (como las quinolonas), 14 de los cuales están prohibidos por la acuicultura en EEUU se dejarían de importar. Y si se supieran las cantidades que se usan, se produciría un escándalo mundial y que no sólo acabaría con la salmonicultura chilena, sino con todo pondría en tela de juicio todo el sistema económico de Chile. Hay que considerar que el uso excesivo de antibióticos genera resistencias a estos que constituyen un peligro para la salud mundial.
Creo que las apreciaciones del señor anónimo degradan la condición humana. No hay en él una crítica a la inseguridad que rodea a esta industria. Sólo una casi burlesca realización de promedios de muertes. Esperamos que un próximo comentario, realizado después de esta aclaración del autor del artículo que causó la polémica, abra paso a que este señor, que de seguro tendrá corazón, diga: “Una de las cifras era algo distinta a las señaladas. Sin embargo, estas constituyen un horror. No puede ser que Chile, un país que camina hacia el desarrollo se permita practicar una especie de genocidio de sus pueblos. No es posible que en pos del crecimiento contaminemos y destruyamos nuestro país. No es posible que para producir salmones contaminemos los cursos de aguas.”
Para graficar un poco más el problema de la salmonicultura es que los invito a leer el artículo, también de mi autoría denominado. Salmoneras Asquerosas, publicado también en El Ciudadano http://www.elciudadano.cl/2007/11/20/salmoneras-asquerosas-el-fin-d/
Y propongo al contradictor anónimo a que verifique las cifras a ver si encuentra alguna errónea. Y si este es un funcionario de relaciones públicas de la patronal salmonera, le solicito que diga si son reales cada una de estas, puesto que de ser así se estaría reconociendo el verdadero crímen que se está cometiendo en Chile, mientras la TV nada de ello informa.
Pero, por sobre todo, invito a los lectores de este importante blog, a leerlo y difundirlo. Para que se sepa de una vez que cuando hablamos de salmonicultura chilena, estamos hablando de una industria realmente perniciosa cuyos daños demoraran cientos o miles de años en quedar atrás, si es que alguna vez se logra. Por suerte, estimamos, que estamos ad portas del fin de esta actividad nociva para la salud y el medio ambiente. Y del fin de muchos otros males que nos aquejan y que tienen su raíz en la ambición desmedida de unos pocos que lo quieren todo para si, sin importar los daños que esto acarree.

Roddy Torres said...

Los datos referentes a los accidentes laborales fatales son ciertos, lo digo con conocimiento de causa; la seguridad laboral muchas veces se hace para "cumplir", el tema pasa a tercer plano, solo les interesa producir; son pocos los empresarios que aplican conceptos de administración moderna, en donde debe haber un nexo ineludible entre seguridad, productividad y calidad. Sr. Anonimo, averigue..

Victor Ramos Muñoz said...

Muchas gracias a Marcel por este espacio y a Francisco periodista del ciudadano. Se agradece el tener la oportunidad de conocer y comprender el funcionamiento de esta industria en particular. Y ademas, poder percibir que hay gente tan bien informada y que puede aportar tanto a conversaciones que transformen nuestra tierra a la medida de lo que queremos vivir.
Simplemente no quería dejar pasar la oportunidad de valorar esto,que vasto hablar solo un poco de esta industria, basto para remover a mas de alguno.
Saludos a todos.

Hipoceronte said...

Queriendo ser optimista luego de la polémica generada por don anónimo, creo que la aparición de señores que lanzen piedras con los ojos vendados es por algo y señalan el buen camino de la denuncia, o por lo menos de la información puesta sobre la mesa. Por lo visto acá ha primado el sentido común.

Creo que el debate que se debe dar es claro. No una campaña anti salmoneras, pq tampoco le veo mucho sentido, sino que una fiscalización y en algunos casos legislación para amparar a trabajadores que se ven sin otra opción que aceptar estos empleos. No me molesta que algunos se hagan millonarios siempre que ésto no sea fruto de la miseria y desgaste de muchos trabajadores.

hector kol said...

Estimado Hipoceronte:

De acuerdo a la ley de Lavoisier, en la Naturaleza "nada se pierde ni se crea...sólo se transforma". Aplicado al caso de las salmoneras, la "riqueza de algunos" es precisamente la pobreza de otros...
El problema es que los "ricos" son 5 o 6 (gracias a los salmones, me refiero) y los pobres son MILES...

Quiero informarte que la última huelga en MAINSTREAM (capitales noruegos) fue por que los trabajadores solicitaron el aumento de UN PESO en sus bonos de producción...y la empresa dijo que NO...

No sé si esto te aclara un poco el panorama en torno a este nuevo Mito Chilote que es la Industria Salmonera.

Héctor Kol
Programa Salmonicultura
CONAPACH

ANONIMO said...

VE DON CLAUDE... usted muchas veces hace kaku fuera del tiesto... veee que tiene que chequear sus cifras.... PERO LO QUE MAS INCOMODA... son sus respuestas... si gusta lea nuevamente LO QUE ESCRIBIÓ... REVISE LO QUE ESCRIBIÓ...

SU ANONIMO ...que usted bautizo como SR.

hector kol said...

Que lástima !!!...Reapareció el anónimo papanatas...

Ahora que la conversación se hacía más humana e interesante...

Definitivamente, es de los peores ciegos: de los que no quieren ver..

Héctor Kol

Hipoceronte said...

Me salto a anónimo que no está aportando en nada.

Y con hector estoy en realidad de acuerdo en que quienes estàn gaando son pocos y por supuesto malévolos, y no sólo cn el tema de las salmonelas.
Supongo que iba al mismo pto., pero así como van las cosas, creo que con tanto poderoso metido en todo, voy por peleas no tan drásticas, pero sin duda, voy a la pelea igual. Lo bueno es que internet está siendo un buen lugar de información alternativa donde de alguna manera se puedan crear poder popular y opinión mejor formada sobre temas importantes como éstos gracias al debate.

karen said...

mmmmmm el gran avance de nuestra sociedad: pasar de Inquilinos a Maquileros.