sábado, agosto 27, 2011

Mil Ochocientas Horas, Chile limita al centro de la injusticia


(Discurso de Clausura evento cultural cierre 1.800 horas por la educación)

Me preguntaba mientras venía hacia este encuentro, cuán feliz Violeta Parra estaría hoy aquí, en este acto cultural que cierra esta épica carrera por la educación pública, y cuánto no significa hoy su canto al decir:

Me gustan los estudiantes que corren sobre las ruinas; con las banderas en alto: 1800 horas para lograr el derecho, para restaurar y clamar por la justicia, la justicia hoy mercantilizada, escondida, la justicia acaparada.

En nuestro país, se requieren aproximadamente 1.800 millones de dólares anuales para otorgar el Derecho a la Educación Superior. Un derecho impúdicamente conculcado en esta tierra arrasada y devastada por la ambición desmedida, por el lucro depredador.

Ese lucro de los bancos que han ganado 500 millones de dólares y el de los consorcios empresariales que operan y obtienen multimillonarias ganancias con el trabajo mal pagado de tantas madres y de tantos padres que aspiran a una vida mejor para sus hijos.

Son aspiraciones llenas de nobleza, pero también repletas de frustración y amargura, de dolor y violencia, porque el lucro desmedido de la banca y las universidades-empresas ha llenado este suelo con mil represas de angustia y desesperación.

370 mil estudiantes endeudados en 1 billón 400 mil millones de pesos, 110 mil jóvenes en Dicom, 40% de estudiantes que NO terminan sus estudios, pero que, sin embargo, deberán enfrentar una deuda muchas veces impagable. El 60% de los estudiantes se endeuda para obtener una formación que no le servirá para ganarse la vida, pero que tampoco lo va a eximir de enfrentar cabalmente sus obligaciones con la banca.

Esa banca que registró un aumento en sus utilidades de más del 26% en el año 2010, totalizando ganancias por US$3.400 millones. Es decir, mucho más de lo que necesita la educación superior cada año. Esto, porque en Chile está bien que los bancos ganen mucho dinero, pero, es muy mal visto que los chilenos usemos nuestros impuestos para financiar la educación de nuestros hijos.

La pregunta es ¿porqué está bien que con nuestros impuestos se financien millonarios gastos militares, instrumentos de muerte, y no es bueno que se invierta en la educación de los jóvenes, que es vida, creación y bienestar?

En Chile se gasta 10 veces más en armas que en educación superior.

El lucro no es bueno para la vida, no es bueno para la justicia, no es bueno para crear mundos más solidarios construidos sobre el placer de la hermandad, sobre el gozo del compartir, sobre la belleza de vivir, bajo el signo del respeto entre los seres humanos y entre todos los seres vivos, y en armonía con la madre tierra.

El lucro se alimenta de muerte, los mares arrasados, los bosques depredados, las aguas contaminadas, son el espejo moribundo de la vida ante la supremacía de la obsesión por el oro. El lucro se nutre de la vida triste de los hombres, de la frustración y de la infelicidad que provocan la creciente injusticia. Esta desigualdad brutal que no para de crecer, como un cáncer y una maldición.

Ayer, cuando terminaba la dictadura criminal de Pinochet, el 5% más rico ganaba 140 veces más que el 5% más pobre. Más tarde, cuando terminaba la dictadura hipócrita del Fausto, Ricardo Lagos, el 5% más rico ganaba 220 veces más que el 5% más pobre. Y hoy, bajo la dictadura financiera y especulativa de Sebastián Piñera, los más ricos ganan 833 veces lo que ganan los más pobres.

Injusticia social que crece a pasos de gigante y que, esta mala educación que tenemos, solo contribuye a incrementar y profundizar. Tenemos que saber que estos no son solamente cálculos, son las cifras del sufrimiento, son los números de la frustración masiva de padres que no pueden educar a sus hijos.

Es también un país que sufre, porque la educación no es sólo un derecho individual, es también un derecho social, es la posibilidad de ser un pueblo ilustrado, informado, crítico. Es la oportunidad de construir un modo de habitar la tierra, en donde haya menos violencia, menos brutalidad, menos desamor.

Es un país que sufre pues sus nuevas generaciones no son educadas en la conciencia de sus derechos políticos y que son tan fundamentales –según la carta de Naciones Unidas- como el derecho a la integridad física, por lo tanto, impedir que los estudiantes se organicen, prohibirles que ejerzan su derecho a reunión, es tan grave como la tortura y en Chile, los derechos políticos están reprimidos y no sólo para los estudiantes, los trabajadores, los pescadores artesanales, los académicos, los profesores. En todo Chile los derechos políticos no son respetados.

Esto es muy preocupante, pues, como decía Bertolt Brecht:

El peor analfabeto es el analfabeto político
No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del pan y de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
No sabe que de su ignorancia política nace el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Ya no queremos más ignorancia política, no queremos más educación para obedecer y aceptar las injusticias. Queremos un pueblo conciente de sus derechos, porque éstos son los pueblos que no se dejan avasallar, que no se dejan abusar y no son víctimas de la explotación.

Queremos un pueblo que ya no acepte más el que las compañías mutinacionales que explotan y extraen nuestro cobre, se lleven miles de millones de dólares de Chile, dejando en nuestro país, tranques de relaves contaminados, aguas con arsénico, aire con plomo y azufre, mientras se llevan el oro, la plata, el molibdeno sin pagar nada y se llevan cobre de Chile sin dejar en nuestro país ni la sombra de lo que se llevan. Señores del Consejo Minero, ya no nos parece suficiente, el raspado de la olla que nos dejan.

Nos están usurpando el futuro, nos están enfermando la tierra, nos están arruinando la vida, nos están negando el derecho a ser un pueblo desarrollado, un pueblo feliz que mira con esperanza el futuro de sus hijos.

Se corrieron 1800 horas sin parar en torno a La Moneda; nada detuvo esta marcha, ni la lluvia, ni el frío, ni la noche, ni las bombas lacrimógenas; fueron más de 70 días; 4000 personas; 12.900 vueltas de la bandera; la suma de lo que todos corrieron llegó a 30 mil kilómetros, es decir, 8 veces el largo de Chile.

Todo un gesto de urbanidad, toda una muestra de la voluntad que mueve a la renovada conciencia política del país, de las porfiadas utopías que nunca abandonan el corazón de la humanidad y que de tanto en tanto desencadenan torrentes de rebeldía.

Toda una señal de que este pueblo está retomando las riendas de la historia. Tenemos el derecho a decir que desde ahora, tendrán que contar con el pueblo de Chile, YA NO PODRÁN DESHECERSE DE NOSOTROS, porque el mandato popular puede ser siempre recuperado por el verdadero propietario que es la soberanía popular y cuando los políticos no representan fiel ni genuinamente los intereses del pueblo, como lo hemos constatado hasta el hartazgo, hasta la nausea misma en nuestro país, una y otra vez durante esta larga noche de más de 35 años, entonces, nos asiste el derecho de sustituir a estos seudos representantes. Y hoy podemos decir, sin eufemismos, que también nos asiste la voluntad de hacerlo.

Lo que están simbolizando estas 1.800 horas por la educación superior, es el comienzo de un otro buen camino, es la marcha del mañana, son las huellas que millones deben seguir, los primeros pasos de un proceso político que cabalga hacia el cielo, es una marcha urgente y necesaria, que deberá restaurar en este nuestro suelo, inevitablemente y por largo tiempo, el reino de la justicia, de la libertad y de la fraternidad.

Gabriel Celaya, poeta de la canción comprometida, desde el fondo de la historia nos urge y nos reclama: Esto que estamos haciendo, en Chile, no es una poesía gota a gota pensada, no es un bello producto ni es un fruto perfecto, es lo más necesario, lo que no tiene nombre, son gritos en el cielo y en tierra, en la tierra son actos.

Sube a nacer conmigo hermano. Nos volveremos a encontrar, en el surco claro y profundo de la nueva historia que vamos a escribir.

Muchas Gracias...

Marcel Claude

15 Comments:

AironFoto said...

Don Marcel Claude...en sus palabras nuestra voz. En su verdad nuestra esperanza.

Italo Trizano said...

Estimado Marcel.

Es muy grato leerlo, ciertamente sus palabras causan motivación, inspiran y encienden el "espíritu", al más puro estilo de la "visión" en las organizaciones.

Lo realmente interesante de sus planteamientos (y del de los estudiantes) es que nada tienen de utópicos, más bien al contrario, son totalmente factibles de ser realizados. Son también sumamente necesarios, básicos, fundamentales, pues el tema de la educación, de la nacionalización de los recursos, de una adecuada reforma tributaria, etc., se configuran como los pilares de una sociedad justa y desarrollada y Chile debe dar ese paso.

A modo final, me preocupa el hecho de que muchas personas vean en estos argumentos tintes ideológicos comunistas, porque eso conlleva, lamentablemente, barreras mentales impenetrables en los individuos que descalifican argumentos, posturas, razonamientos, simplemente por considerarlos comunistas. A mi modo de ver, lo que se pide, las reformas al sistema, buscan un equilibrio a este modelo extremo e insano de neo-liberalismo.

Saludos cordiales.

Salom said...

Tus inspiradoras palabras inflaman en mi alma sed de justicia y libertad..."Ayer, cuando terminaba la dictadura criminal de Pinochet, el 5% más rico ganaba 140 veces más que el 5% más pobre. Más tarde, cuando terminaba la dictadura hipócrita del Fausto, Ricardo Lagos, el 5% más rico ganaba 220 veces más que el 5% más pobre. Y hoy, bajo la dictadura financiera y especulativa de Sebastián Piñera, los más ricos ganan 833 veces lo que ganan los más pobres".Estas cifras son un verdadero atentado a la solidaridad humana, me duelen en las tripas, en el hambre de muchos, en el frío invierno, en la angustia de las deudas de por vida... que esperanzadores los actos de los estudiantes... Impactada por las cifras... Emocionada con las 1800 vueltas con las banderas en alto.
Gracias por tus bien documentados artículos llenos de corazón y poesía.

Patricio Rojas Díaz said...

Usted es el que maneja los datos. Podría crear un documento sencillo para el ciudadano de a pie. Pensado precisamente para aquellos que no entienden (pero podrían con los datos y una lógica sencilla) el por qué se cuestiona el lucro en la actual educación chilena.
Creo un documento verídico, informado y sencillo, hará que miles mas se sumen a la causa.
Saludos!

Hans van Treek said...

Marcel: Comparto plenamente tu visión, que al leerla me resulta casi apocaliptica.

La codicia desmedida de los que ostentan el poder económico, en alianza no declarada y urdida en la oscuridad con la clase política reinante, aquellos que detentan el poder legislativo y ejecutivo, solo estan en sus pedestales como obra del engaño, donde ya se ha tornado suficiente y necesario lograr estar en la papeleta de una u otra lista, para enbestirse de una legitimidad popular que no trepidan en traicionar. La democracia no esta en ese ejercicio solamente. No existe, en nuestra patria democracia!!, basta ver el enjambre de leyes y reglamentos hechos a la medida, para legalizar el saqueo permanente de unos pocos a la mayoría, redes legislativas de protección de su capital y su propiedad. No olvidemos cuando la policía policía trataba de impedir la trayectoria de la marcha por la Moneda (propongo cambiar el nombre al palacio)y por el congreso, simbolismo de que no son capaces de mirar a la cara al pueblo, ya sienten verguenza de la existosa colonización de la codicia de los poderosos

Saludos

Marcelo Munch said...

Aguante Marcel. Excelente el texto, las palabras, el fondo, el pensamiento. Recordando a don Bertolt, y todo aquello que lucha toda la vida, y se hace imprescindible.
Ciertamente, no es que otro mundo sea posible, otro mundo es urgente!
Está en nuestras manos.

Un gran abrazo y a su completo servicio.

Valentoing Parada said...

"Nos están usurpando el futuro, nos están enfermando la tierra, nos están arruinando la vida, nos están negando el derecho a ser un pueblo desarrollado, un pueblo feliz que mira con esperanza el futuro de sus hijos."
Esa frase me encanto!!!.
Lamentablemente no todos tienen el acceso a Internet para que vean estos enriquecedores textos, y muchos no pueden asistir a sus charlas. Pero yo, que puedo acceder, aprovecho sus palabras y las masificare cuanto pueda, porque a bastante gente le hace falta un golpe de conciencia!

Saludos y un abrazo :)!!!

fedoras said...

Marcel, esta maravillosa tierra siempre a de producir espiritus, valientes, lucidos, defensores de los oprimidos,libertarios, sacrificados, que han de detener al usurpador, clamando a los vientos, Montados sobre ese caballo que un dia movio a carrera, a rodriguez, a lo largo de esta tierra, uniendo a su gente, hasta que un dia el espirutu opresor, huinca, huiña, abusivo, egoista, engañador se disuelva en la verdad, en la justicia, hacia la rectitud, y el amor.
Gracias

Pedro julio cardenas arauna said...

En este pais lamentablemente la oligarquia del poder financiero aun no ha sido vencida, mas aun cada uno de nosotros aportamos a ella todos los dias , al mantener a una clase politica que los defiende y avala , ejemplo de ello es el negocio de la educacion . La banca inescrupulosa que vive de las carencias humanas . fabrica dinero sin costos ni riesgos ofreciendo una solucion cuando en la realidad es una esclavitud. Saludos Marcel , me identifico con tu pensar. no soy experto en economia pero un viejo me enseño que lo que algunos ganan es por que otros lo pierden.

Anónimo said...

hola señor Marcel, siento en usted el reflejo de la verdad, de la justicia que todos buscamos. Sin duda que se hace dificil su labor cuando hay mucha gente que quiere tapar con un dedo el sol, pero cada vez la sociedad se da cuenta de las injusticias que vivimos en este sistema tan cruel. Encantado estaria si pudiera venir a Concepcion a realizar una charla sobre educacion para conocer mas profundamente su vision y sus proyectos. Soy un joven de 16 años y estaria feliz de poder asistir a una de sus charlas aqui en Concepcion. Espero que lea esto, y le mando saludos y ojala no deje el impetu que posee.
Andrés.

victor araya castillo said...

un maestro como siempre,hace años que sigo tus comentarios que pone los grandes temas al conocimiento aun de los menos ilustrados gracias a tu lenguaje simple que nos permite darnos cuenta lo salvaje de este modelo neoliberal que aun no podemos cambiarlo ya que nuestra actual clase política alianza y concertacion les quedo gustando. felicitaciones

Manuel Pedro said...

10 dias atras, buscando info acerca de la lucha de los estudiantes, encontre en UTUBE,un video donde estaban entrevistando a un tal Claude Marcel, como la curiosidad es cosa viva, decidi ver que era lo que tenia que decir este hombre que por el nombre me parecia Frances, a mitad de camino, durante la entrevista me di cuanta que era de mi gente, tambien era hijo de Chile, termine de ver el video y escuche varias cosas que desconocia, me dije para mi mismo, este Claude esta varios peldaños mas arriba que el comun de los comentaristas, hoy dia recorde tu persona y decidi indagar mas, asi es como llegue a este articulo y realmente es fuera de serie, ademas me gusto el toque poetico, eso que caracteriza a todos "los hijos de la geografia encantada", sin quitarle ni ponerle me precio de conocer bastante porque es importante renacionalizar el cobre, no quiero aburrir a nadie pero dentro de lo que he aprendido de los eruditos en esta materia, ademas de lo que dice Claude, con el cobre Chile podria alimentar una poblacion de 90 millones de personas, somos solo 17 millones y unos pocos tienen demasiado cuando muchos no tienen nada, en algunas entrevistas se dice que si renacionalizamos el cobre Chile tendria 40.000 millones de dolares anuales, subvencionar toda la educacion chilena desde la primaria hasta la universitaria le costaria a Chile 3.500 millones de dolares anualmente, me doy una vuelta en el aire, caigo parado y me cambio de tema, hombres como Claude y los del comite de defensa del cobre son los que han contribuido de alguna manera a sacarle el manto de la ignorancia a muchos de nuestros compatriotas, aqui nada ocurre al azar, hay hombres con vision de futuro, que ven mas alla de su propio tiempo, son aquellos que iluminan el camino de los pueblos, y cuando la luz a llegado a todas partes, de repente ese pueblo despierta y se levanta convulsionado, sus jovenes estudiantes son son los que encieden la chispa que podra en movimiento a toda una nacion. Pero tambien hay que hacerle justicia a hombres como Claude y tantos otros, que han vivido dando luz donde hay obscuridad, diciendo la verdad a pesar de todas las cosas, aunque ello les cueste persecusion, pero la verdad siempre triunfa ante las fuerzas de la corrupcion, porque las mayorias reprimidas siempre estan del lado de sus campeones, aquellos que cuidan a Gaia (la madre tierra), aquellos que combaten la injustica, la miseria y la codicia desmedida de algunos.
Claude Marcel, que la fuerza este contigo siempre.!!!

Manuel Pedro said...

Era Marcel Claude.!!!... no Claude Marcel.!!!
Pero como dicen los matematicos expertos en cohetes espaciales, el orden de los factores no altera el producto.
Verdad eterna.!!!....porque de cualquiera de sus 2 formas este hombre sigue siendo el mismo en su estructura molecular.
Yo lo llame Claude Marcel, otros a lo mejor lo llaman Marcel, otros Claude.....y los mas inteligentes que yo, lo llaman por su verdadero nombre, Marcel Claude....lo importante es la idea y el pensamiento que divulga el hombre, el nombre o los nombres por los que se le conoce le siguen por añadidura.

José Luis Figueredo said...

La educación desde los tiempos mas remotos fue un mecanismo de control del poder
(Alvin Toffler en su "Cambio del poder" muestra una óptica en mi opinión acertada)
Las mas antiguas civilizaciones controlaban a las masas a través de la cultura, la masa, no tenia aseso a las esferas en donde el poder se concentraba,
La religión o creencias tenían un peso enorme en ese control
Mas adelante al avanzar las ciencias encontraron que las religiones eran realmente una roca en el zapato
Pero con todo los eruditos siempre controlaban a las masas, y claro el poder militar, o bélico era una pata muy fuerte, pata que hoy cedió gran parte de su poder a la que ahora es la principal "El conocimiento"
No es casualidad que las crisis de educación sean el común denominador de toda la región, es mas la mercantilismo de los conocimientos se acelero en las ultimas décadas de forma abrumadora, hace solo falta tomar nota de cuantas eran las instituciones privadas de hace cuarenta años y las que ahora hay.
Que intento dejar claro
Que no es la mala alineación de los astros, ni ninguna otro capricho de las alturas, lo que hace que solo los sectores privilegiados tengan aseso a la educación de calidad, a mayor calidad, vamos a ver menos personas como alumnos.
El filtro es la billetera
Ahora sospecho que quienes tienen esos privilegios no tienen intenciones, ni las tuvieron, ni las tendrán, en dejar de tenerlas, entonces
Si ademas asumimos que los vericuetos de las instituciones publicas y democráticas, imponen mecanismos de control que hacen que las iniciativas deban de recorrer caminos en donde la voluntad de miles, puede quedar truncada por la mano, que se niega a votar....
Es que veo que esta complicado, difícil, igual la lucha hay de darla, estaría tan pero tan bueno que empresarios destacados se sumaran a esa visión, de que un pueblo con mas cultura es igual a un pueblo con menos desigualdades, con mas y mejores sociedades, menos males propios de la falta de oportunidades, mas generador de autentica riqueza
Los recursos naturales no renovables, son finitos, la riqueza que resulta de las sinapsis de mentes preparadas, es infinita

Isabel said...

Se agradece el apoyo a la gente a la ciudadanía, que siente (nos obligan a sentir) que todo esfuerzo es vano, que no importa cuanto se luche, cuanto se exprese y demande sus derechos, siempre será de una u otra forma engañada, sometida, se ha hecho en Chile durante tanto, tanto tiempo, que la sensación es de confórmate con lo que tienes y agradécelo.
Es por eso que como mujer de 45 años me siento conmovida por el espíritu de esta nueva generación, de personas como Marcel Claude, que no se conforman con la comodidad que nos ofrece este sistema económico en un mundo mediocre, en donde la gente engorda y se enferma con mala alimentación, mala educación y mala televisión.